Ventajas y riesgos de los CFDs

Los CFDs constituyen uno de los vehículos de inversión que más éxito están cosechando, gracias a su versatilidad, pues permiten operar en miles de mercados, como índices cotizados 24 horas, más de 60 pares de divisas, bonos y tipos de interés, materias primas y acciones de todo el mundo. Sin embargo, como todo vehículo de inversión, además de ventajas, también suponen ciertos riesgos que debemos tener en cuenta a la hora de invertir. Empezaremos por la parte positiva, es decir, por las ventajas que ofrecen los CFDs frente a otras modalidades de inversión:

  • Permiten obtener beneficios tanto en mercados alcistas como bajistas, puesto que nos permiten invertir tanto al alza como a la baja sobre miles de mercados.
  • Ofrecen una alta rentabilidad con un desembolso inicial relativamente pequeño, pues abriremos la operación con sólo un porcentaje de su valor en mercado.
  • Permiten invertir sin necesidad de tener los títulos en cartera ni realizar operaciones de cobertura de otras posiciones.
  • Gozan de un alto grado de transparencia y liquidez, pues posibilitan la liquidación diaria de pérdidas y ganancias.
  • Permiten introducir diversos tipos de órdenes condicionadas.

Una vez expuestas las ventajas de los CFDs, pasemos a detallar sus posibles riesgos, que pueden darse si:

  • No fijamos un objetivo claro de beneficio y pérdida.
  • Hacemos un mal uso del apalancamiento de estos productos.
  • Contamos con un porcentaje demasiado elevado de beneficio o pérdida potencial.
  • No hacemos uso de los ‘stop loss‘ y ‘stop loss garantizados‘, con lo que no fijamos un precio de abandono de la posición si la evolución no es favorable.
  • Concentramos toda nuestra inversión en un solo valor, en lugar de buscar la diversificación.

ESCRIBE UN COMENTARIO