Riesgos en los CFDs

A pesar de que los CFDs son un producto con múltiples ventajas sobre otros instrumentos como futuros, warrants o acciones, es importante que el inversor conozca cuáles son los riesgos inherentes a la operativa con CFDs para valorarlos, y sobre todo controlarlos en su justa medida.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que es un producto apalancado, lo cual supone una mayor exposición al mercado que si comprara el activo subyacente directamente. Será una de las primeras variables a controlar por el inversor, puesto que resulta muy tentador aumentar la apuesta en una estrategia que vemos claramente ganadora, sin tener en cuenta que puede fracasar y hacernos incurrir en cuantiosas pérdidas.

Otro aspecto importante es conocer el mercado en el que invertimos, su volatilidad y sus características. Algunos mercados o activos son más estables, menos volátiles, mientras que otros pueden sufrir bruscos movimientos ante noticias adversas, por lo que este aspecto también es importante para valorar el riesgo.

Por último, la operativa en CFDs exige un continuo seguimiento de las posiciones, por lo que el inversor no puede desconectar de los mercados como si estuviese invirtiendo en una cartera de acciones a largo plazo, si no quiere asumir riesgos innecesarios. Para esta última opción es importante que la plataforma que su broker de CFDs le proporciona sea ágil, de cara a ayudarle a gestionar sus posiciones.

ESCRIBE UN COMENTARIO