Alternativas para invertir en oro

Con la volatilidad actual, las caídas en las bolsas y con las rentabilidades de la renta fija en niveles testimoniales, el oro vuelve a verse de nuevo como valor refugio. La cotización del metal amarillo sube cerca de un quince por ciento desde el instante en que comenzó el año y ha superado el nivel de los mil doscientos dólares estadounidenses por onza. Para muchos inversores, no es solo una alternativa tradicional para conservar el ahorro; asimismo es un mecanismo más de diversificación de las inversiones en un instante de enorme inseguridad pues no tiene relación con el coste de las acciones o bien de los bonos.

Mas alén de las esperanzas de revalorización a corto y medio plazo y de su valor estratégico en una cartera, los inversores particulares tienen un extenso abanico de opciones para escoger de qué forma invertir en oro. El plazo, la liquidez, la custodia, el volumen de la adquisición, los costos de almacenaje, las comisiones o los lugares donde comprar y vender son definitivos en el momento de tomar una resolución.

invertir en oro

Opciones para invertir en oro

Estas son las claves para seleccionar la opción mejor.

Compras de oro físico

Es la opción preferida de los inversores particulares en el mundo entero. Los especialistas aconsejan invertir en oro físico a quienes adquieren en un largo plazo. Entre los grandes inconvenientes para un inversor de a pie es el costo de la adquisición y el almacenaje, mas hay empresas especializadas que dejan reducir sensiblemente los gastos.

Cuanto mayor es el peso del lingote, menor es el coste al que puede adquirir las firmas especializadas. Muchas de ellas dejan efectuar transferencias o bien vender el oro en cualquier parte del planeta y en cualquier instante en cantidades desde un gramo, lo que garantiza la liquidez de la inversión. Estas casas asimismo solventan el inconveniente de almacenaje del metal. Los grandes vendedores tienen pactos con grandes multinacionales como la estadounidense Brinks con costos competitivos.

Mediante CFDs y ETFs

Los Exchange Traded Fund o Contratos por Diferencia son la otra gran vía de acceso al oro. Emplean el metal como latente imitando su comportamiento. Por norma general, son la opción mejor para inversores en un corto plazo que desean resguardar su cartera cuando caen los costos de los bonos y de las acciones. Garantizan transparencia y evitan a los inversores las gestiones para adquirir oro físico y su almacenaje.

Fondos de inversión

Si bien su relación con el coste del oro es elevada, está lejísimos de los niveles que supone la adquisición física del metal. Estos productos invierten en empresas dedicadas al negocio de la extracción del oro, con lo que su evolución asimismo depende de factores externos como por poner un ejemplo la calidad de la administración o bien la localización de las minas. En consecuencia es una alternativa más especulativa.

Certificados y warrants

Hay otras vías para inversores experimentados. Una de ellas son los certificados. Son otros productos cotizados en Bolsa que replican el costo de una materia prima.

ESCRIBE UN COMENTARIO